Masa muscular

Cómo ganar masa muscular rápidamente

Para poder ganar masa muscular es necesario realizar actividades físicas con regularidad, preferiblemente siguiendo la orientación de un entrenador. También es importante llevar una alimentación balanceada rica en proteína con el objetivo de ganar masa muscular.

¿Qué es y para qué sirve la masa muscular?

La masa muscular es el conjunto total de tejidos llamado músculo, a su vez, este es importante porque nos ayuda con los movimientos, a mantener la postura corporal y protege zonas vitales del cuerpo como los huesos y las articulaciones. Además, es imprescindible trabajar la masa muscular para mantener la calidad de vida a medida que envejecemos, ya que sin ella, nos costaría más realizar algunas actividades debido a que perdemos las fuerzas.

¿Cómo ganar masa muscular?

La alimentación es fundamental en la ganancia de masa muscular, debido a que otorga al cuerpo los nutrientes que se requieren para que el diámetro de las fibras musculares aumente. Sin embargo, se necesita de algunos consejos como complementos que a continuación te mostramos para que obtengas excelentes resultados.

Realizar cada ejercicio lentamente

Los ejercicios de musculatura deben realizarse lentamente, especialmente en la fase de contracción muscular. Esto es necesario al efectuar esta clase de movimientos, ya que mientras más fibras se lesionan, más efectivo será la ganancia de masa muscular.

Continuar con el ejercicio cuando se sienta dolor

Al sentir dolor durante el ejercicio, se recomienda continuar con el ejercicio, puesto que las fibras blancas del músculo comienzan a romperse en ese momento, generando una hipertrofia durante el lapso de recuperación.

Realizar entrenamiento entre 3 a 5 veces por semana

Los entrenamientos deben realizarse regularmente, de entre 3 a 5 veces por semana y trabajar el mismo grupo muscular de 1 a 2 veces, porque el descanso muscular es necesario para que la hipertrofia se lleve a cabo.

Iniciar el entrenamiento con ejercicios musculares

Iniciar con calentamientos musculares leves hasta llevarlo a ejercicios intensos, esto puede ser mediante repeticiones rápidas de ejercicios musculares o de ejercicios aeróbicos.

Cambiar la rutina cada 4 o 5 semanas

Es importante alternar el entrenamiento cada 4 o 5 semanas para evitar la adaptación del músculo, ya que esto puede interferir en el proceso de hipertrofia.

Consumir carbohidratos y grasas antes del entrenamiento

Además de las proteínas, es importante consumir carbohidratos completos y grasas buenas, preferiblemente antes de realizar el entrenamiento.

Dormir bien

Es imprescindible dormir por lo menos 8 horas diaria, por el hecho de que esto, aumenta una hormona llamada IGF-1, asociada al sueño, la cual tiene gran impacto en la síntesis de proteínas y, a su vez, mantiene la masa muscular.

El consumo de suplementos nutricionales

Los suplementos nutricionales recomendados por un especialista, mejoran el desempeño durante el ejercicio físico, contribuyendo en la recuperación del músculo tras ejercitarlo.

Con la masa muscular necesaria, el cuerpo podrá tener capacidades funcionales y un mayor control de movimientos. Así mismo, se disminuyen los riesgos de sufrir accidentes que conduzcan a discapacidades corporales. Además, reduce la grasa en el cuerpo y fortalece el metabolismo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)